La historia de Fátima

 

La historia de Fatima se remonta al día 13 de Mayo del 1917. Ese fue el primer día en el que la  Virgen de Fátima se apareció a 3 niños pastorcillos en una encina en Cova da Iria, Parroquia de Fátima, Municipio de Vila Nova de Ourém. Sería la primera de 6 apariciones que ocurrirían entre Mayo y Octubre los días 13 de cada mes siendo el 13 de Octubre la fecha de la última aparición.

Los niños se llamaban Lucía dos Santos que contaba con 10 años de edad y sus primos Francisco de 9 años y Jacinta Marto de 7 años de edad.

niños-de-fatima

 

La historia cuenta que se encontraban pastoreando a un rebaño de ovejas en esa zona que antaño era solo campo. Mientras se entretenían construyendo una pequeña caseta de piedras de repente vieron un gran destello de luz el cual les asustó, pensando que podía ser un relámpago y ante una inminente tormenta, decidieron marcharse de allí pero un poco mas adelante otro haz de luz les volvió a sorprender pero esta vez vieron en una pequeña encina que allí había, una silueta reluciente y brillante de una señora de cuyas manos prendía un rosario blanco. Este es el lugar exacto donde hoy se levanta la capilla de Nuestra Señora de Fátima.

santuario fatima directo

La Virgen les dijo que era necesario rezar mucho y les invitó a volver los días 13 de cada mes durante 5 meses seguidos a Cova da Iria y así fue como hicieron los niños los meses restantes, en los que la Virgen se apareció en la misma zona salvo el mes de Agosto en el que la aparición fue en un lugar de la zona denominada los Valinhos, pues se habían llevado a los niños ese lugar.

Fue en su última aparición el 13 de Octubre y en presencia de mas de 70 000 feligreses cuando la Virgen les pidió a los niños la construcción de una capilla en su honor y este es el punto central de lo que hoy compone el complejo del Santuario de la Virgen de Fátima, la llamada “Capilla de las Apariciones” que no es ni más ni menos que la capilla levantada en el lugar exacto donde estaba la encina donde se apareció la Virgen por primera vez, y que a día de hoy sigue siendo el mismo lugar original.

Hay que aclarar que solo los niños podían ver a la Virgen y de ellos Francisco solo era capaz de verla pero no la oía ni podía comunicarse con ella.

Patrocinados